Bienvenidos a un nuevo post sobre nutrición. En este nos vamos a detener a hablar un poco sobre la bollería que nos ofrecen la mayoría de los supermercados y que la catalogan como saludable, debido a su bajo contenido en grasas, azúcares, aditivos, etc. ¿Pero realmente esto es así?

 

El reclamo de la industria quiere hacernos creer que los productos que nos ofertan como saludables existen, con declaraciones como “rico en fibra”, “ayuda a reducir el colesterol”, “digestive”, “sin azúcares añadidos”, “con semillas naturales”, y un largo etcétera. Normalmente recurren a estas palabras que asociamos con la salud y la prevención de ciertas enfermedades. Y debido a la desinformación que existe en nuestra población es totalmente normal que te dejes llevar por estas declaraciones nutricionales que se hacen de los alimentos que te ofrecen.

 

Lo más probable es que no sea del todo como nos dicen, puesto que los ingredientes que suelen llevar son:

  • Azúcar añadido: Aunque en la portada del producto ponga sin azúcar añadido se suele enmascarar con otros nombres como; jarabe de glucosa, fructosa, maltodextrina, jarabe de maíz, etc. Estas sustancias se relacionan con riesgo de obesidad, diabetes tipo II y enfermedades cardiovasculares.
  • Aceites refinados: Da la casualidad que en estos días atrás se le está dando mucho “bombo” a la declaración “sin aceite de palma”. Esto está genial, pero lo que no sabemos es que lo han sustituido por aceite de girasol que es igual de para nuestra salud, puesto que es un agente inflamatorio. Esto puede desembocar en enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II y diferentes tipos de cáncer.
  • Harinas refinadas: Aunque en la portada se haga referencia a que es un producto integral y natural, sus ingredientes no tienen por qué ser harinas integrales. Por normal general, en estos alimentos, se utilizan harinas de cereales a los que se les ha quitado la fibra, y en consecuencia el índice glucémico es mayor. Esto puede crear una mayor resistencia a la insulina y derivar en diabetes.

Por lo tanto, este tipo de productos ultraprocesados que alegan ser lo más saludable que puedes consumir, al fin y al cabo, son alimentos hiperpalatables que pueden alterar los mecanismos naturales de saciedad, y por consiguiente provocan el aumento de consumo y desplazan la ingesta de otros alimentos realmente naturales como la fruta y la verdura.

La Cabaña Verde tiene a su disposición productos totalmente naturales y artesanales que os ayudará a matar antojos de una manera saludable. También os invitamos a que os metáis en la cocina y hagáis vosotros mismos vuestros bizcochos hechos con harinas integrales y frutas.

Pero ahora que los días de calor aprietan, para nosotras no hay nada mejor que disfrutar de un buen helado casero. Nuestro favorito es el de mango y hierbabuena! Os animáis a prepararlo?

.HELADO DE MANGO Y HIERBABUENA.

Solo necesitáis 1 plátano congelado (pelado), 1 mango bien dulce congelado en trozos y 3 hojas de hierbabuena. Metemos todos los ingredientes en una batidora potente y tendremos listo el mejor helado del mundo! Podéis añadirle de topping cualquiera de nuestras granolas. 🙂 Estamos seguras de que os encantará.

 

Verónica Dorta

Nutricionista y Dietista.