LAS DIETAS ENGORDAN

 

Sí, has leído bien, las dietas engordan. Y te preguntarás, cómo puede ser que algo que lleva muchos años revolucionando a la población para perder esos “kilitos de más” haga el efecto contrario y engorde.

A continuación, espero que puedas aclarar tus dudas sobre las “dietas”.

Característica de una dieta:

  • Temporal: Duran un tiempo definido (3,6,9 meses)
  • Hambre: La mayoría de veces existe una restricción calórica de cualquier tipo de alimento, por lo que eso se reduce a no quedar saciado con las comidas y pasarlo mal física y anímicamente
  • Efecto rebote: Cuando terminas el tiempo de régimen, probablemente vuelvas a comer como lo hacías hasta entonces, esto genera en tu cuerpo el llamado efecto “yo-yo”, que significa que el peso que has rebajado lo volverás a subir, y no solo eso, sino que será el doble, debido a que tu cuerpo es muy inteligente y querrá almacenar energía (grasa) por si vuelves a hacerle pasar un periodo de hambre
  • Esfuerzo negativo: Pasar hambre a todos nos genera malestar, mal humor, irritabilidad, por lo que no nos sentiremos a gusto con nosotros mismos ni con los demás y aunque hagamos ese esfuerzo, si luego volvemos a lo mismo no habrá servido de nada de lo que hayamos hecho
  • Cuentan las calorías: Efectivamente, no se tienen en cuenta la calidad nutricional de los alimentos, sino las kilocalorías que aportan y esto es un gran error
  • Pocos beneficios: Como hemos dicho hasta ahora, el único beneficio positivo que puedes encontrar es reducir tu peso corporal por un tiempo, sin que eso dure ni se instaure en tu vida. Tiene muchos efectos negativos tanto para tu salud física como psíquica.

Característica de unos hábitos de alimentación saludable:

  • Indefinido: Es para toda la vida.
  • No hambre: Comes lo que realmente te apetece y tu cuerpo pide.
  • No efecto rebote:  Tu cuerpo no necesita almacenar para tener reserva, por lo que no acumulará energía en forma de grasa.
  • Esfuerzo positivo: Ver los beneficios a largo plazo generará en ti un efecto positivo, puesto que ves los resultados no solo en el peso sino en tu salud mental también.
  • Muchos beneficios: Comer de manera saludable implica muchos beneficios como uno de los más importantes que es protegerte del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cancerígenas, metabólicas, etc
  • Vitalidad: Ingerir alimentos sanos genera en tu cuerpo mayor energía, si le das lo que necesita te lo hará saber .
  • Condición física óptima: Complementar una alimentación adecuada con la actividad física es el mejor regalo que le podemos hacer a nuestro cuerpo.

Ahora, una última pregunta, sabiendo esto… ¿tú que eliges? Si necesitas alguna pauta específica porque padeces algún tipo de patología o simplemente porque buscas cuidarte acude a un profesional como somos los Dietistas-Nutricionistas.

Alimentate de manera saludable, responsable y respetuosa con tu cuerpo. Elige salud.

Verónica Dorta.

Dietista y Nutricionista.